Fotos en alta resolución




Material escrito


- Dossier CBVSC

 

 

  El guitarrista Ry Cooder ya era mundialmente conocido por su trabajo,entre otros, como compositor de la banda sonora de “París, Texas” cuando, en 1996, voló a Cuba para grabar un trabajo discográfico en el que se combinaría la música popular de la isla y la aportación de músicos africanos. A causa de un problema con los visados de los músicos africanos, y gracias a la intervención del músico local Juan de Marcos González, modifica el proyecto original y entra en contacto con un grupo de músicos veteranos que habían estado vinculados al Buena Vista Social Club, un popular club de baile de los años 40 y 50 al que se iba a bailar los fines de semana al ritmo de las orquestas más populares de La Habana: Ibrahim Ferrer, Compay Segundo, Rubén González, Omara Portuondo o Eliades Ochoa.

 
El álbum fue grabado en marzo de 1996 y publicado el 16 de septiembre de 1997 por medio de la compañía World Circuit Records. El disco Buena Vista Social Club fue un éxito absoluto en el mundo entero. 
 
En 2003, obtuvo el puesto número 260 en el ránking de los "500 mejores álbumes de la historia" de la revista Rolling Stone, siendo uno de los dos únicos álbumes en la lista que fueron producidos en un país dónde el idioma oficial no es el inglés. Renovó la popularidad en el mundo de la música popular cubana en clásicos como “Dos gardenias”, “Chan Chan”, “El cuarto de Tula” o “Veinte años”.
La carrera de artistas como Compay Segundo, Ibrahim Ferrer o Rubén González, muchos de ellos ya sobrepasando los setenta años de edad, conoció un nuevo impulso gracias a la popularidad de este trabajo y se vio acrecentada por la realización de un documental dirigido por el alemán Wim Wenders en el que combinaba la grabación del trabajo en solitario de  Ibrahim Ferrer con grabaciones de los conciertos de Nueva York y Amsterdam y con entrevistas a Cooder, su hijo Joachim y a los músicos que participaron en la grabación.
 
Buena Vista supuso un revulsivo en la carrera musical de esos artistas y devolvió el interés, dentro y fuera de la isla, por la música tradicional cubana y mostró nuevamente el poderío artístico de músicos que estaban apartados de esa actividad. Con los años fueron desapareciendo sus protagonistas, pero la semilla estaba plantada. Veinte años después, la huella de Buena Vista Social Club es indudable. Y ese repertorio ha pasado a formar parte del inconsciente colectivo de toda una generación.
 
 
`Celebrando Buena Vista Social Club´ recoge el testigo de la grabación de 1996 y lo entrega rejuvenecido a una generación de músicos jóvenes que encontraron en ese sonido un nuevo motivo de inspiración que añadir a sus propias experiencias y servirlo a un público que no tuvo la oportunidad de ver ese milagro de la Vida y el Arte más que a través de un magnífico documental. 
   
   Pero es también un homenaje a esos artistas y a sus trayectorias. Músicos que durante toda su vida vivieron la música de una manera pasional aunque  parecía que nunca les iba a premiar con el tan ansiado reconocimiento, pero que gracias a este proyecto vivieron en la úlrima etapa de sus vidas como el mundo entero se ponía a sus pies en cada uno de sus conciertos.
 
   En este homenaje repasamos el repertorio de la primera gira de Buena Vista Social Cluba. Canciones como `Chan chan´, `De camino a la vereda´, `Dos gardenias´ o `El carretero´entre muchas otras suenan con una fidelidad absoluta en las manos de los mejores músicos cubanos que viven en nuestras islas. Artistas con experiencia contrastada en su Cuba natal, donde trabajaron con los músicos más importantes de la isla caribeña como Pancho Amat, Silvio Rodríguez, Pablo Milanés o Chucho Valdés entre otros, y en las islas con artistas como Mestisay, Taburiente, José Antonio Ramos o Germán López.
 
   Cuidando cada detalle de los arreglos originales, este repertorio irá acompañado por imágenes del documental que Win Mertens grabó sobre el proyecto Buena Vista Social Club, con las que las canciones irán acompañadas de las palabras y las imágenes de los miembros originales del proyecto, y todo esto nos trasnportará a vivir casi la experiencia de ver en directo un auténtico concierto del proyecto.