Último disco


Vuelos
2007
Tictac

Descargas de audio



- ¿De dónde? - Como de agua - Amistades particulares - Frida Khalo - Hansel y Gretel

Fotos en alta resolución




Material escrito


- Raider 2013 - Dossier 2013

 

Chácaras, tambores, agua, gánigos, pitos, silbo, piedras..., éstos son algunos de los instrumentos tradicionales de la cultura canaria que Rogelio Botanz fusiona con los eléctricos más actuales en un viaje hacia las raíces y las tradiciones del archipiélago canario.

Son ya veinticinco años de trayectoria de este vasco-canario. Veinticinco años de canciones, de investigación de la cultura que le cautivó cuando llegó a las islas. Veinticinco años de viajes llevando esa cultura asimilada como propia a rincones de medio mundo. Son ya veinticinco años de escenarios y ensayos, y para celebrarlo, qué mejor manera que un vano intento de resumirlos en un solo disco, y claro está, éste tenía que ser rodeado de los suyos, de sus amigos artistas en el escenario y de sus amigos público en las butacas.

Con este trabajo, el artista intenta mostrar las canciones que le han unido a la cultura canaria desde su llegada a las islas. Con este puñado de canciones, Rogelio se ha presentado en diferentes países, viendo como era recibido siempre de una forma entusiasta y con cara de asombro en quienes escuchaban por primera vez tambores y chácaras herreños y gomeros o “la magia” de hablar silbando. Públicos tan distintos como venezolanos, franceses, portugueses, nicaragüenses, italianos, marroquís, sudafricanos o cubanos, entre otros, han tenido acceso a una parte de la cultura canaria de la mano de Rogelio y sus músicos.

También se resume en este disco, la visión de lo que encuentra en las islas cuando llega a ellas cargado de juventud y curiosidad, un no canario. Este joven Rogelio que llega a Canarias, que se amarra a La Laguna y  que se encuentra con una rica propuesta musical y cultural, que lo enreda. Él hará su particular digestión de esta nueva realidad para devolverla en forma de nuevas canciones, que a lo largo de los años configuran un repertorio que se convierte por derecho propio en una fantástica muestra cultural canaria, que se exporta a diferentes escenarios del mundo.

 

 


Este músico, nacido en Legazpi (Gipuzkoa), vive en Tenerife desde 1978. Tras unos años en un proceso de "inmersión" en la realidad de las islas, en 1985 aparece con sus canciones  junto a otros canarios como Andrés Molina y Pedro Guerra. Con ellos participa en la creación del "TALLER" (Canario de Canción) hasta la edición de su último disco "Castillos de arena". Desde su especialización en la sección de percusión canaria participó en la grabación de sus siete discos como compositor, co-arreglista, músico y cantante. El TALLER acabó siendo ya en los años 80 un particular espacio para el encuentro, y a lo largo de su discografía se pueden encontrar colaboraciones de relevancia internacional.

Ya en solitario, Rogelio ha grabado cuatro discos de estudio. Desde su primer “Tic Tac” hasta el último vuelos. En estos discos, junto a su banda Puntos Suspensivos, ha fabricado un sonido único, original y característico, donde fusiona toda su experiencia con la percusión canaria con los instrumentos eléctricos más modernos, en lo que se ha denominado como Gofio-Rock. Rogelio construye, bajo su propio enfoque, canciones con ritmos canarios prehispánicos, recuperando tradiciones, instrumentos o bailes de los primeros canarios.
 
Cada concierto de Rogelio Botanz es un viaje a la Canarias más ancestral, sin dejar de lado sus raíces vascas, y todo un descubrimiento de formas poco conocidas de la cultura isleña. Entre instrumentos de percusión (tambores y chácaras gomeros y herreños), instrumentos de viento (pitos herreños o bucios) y la “magia” del lenguaje silvado de La Gomera, podemos descubrir bailes y ritmos de las islas, y todo bajo la mirada de un vasco-canario que mira al mundo.